5 cosas que nadie te dijo sobre las hipotecas

hipotecas

Comprar una casa o apartamento en definitiva es una de las inversiones más importantes para los seres humanos, pero tras ellas hay un mundo de aspectos por descubrir e internalizar, como por ejemplo: las hipotecas o préstamos inmobiliarios.

En Panamá el panorama inmobiliario es bastante interesante, ya que, dado al incremento en la adquisición de bienes raíces, el número de préstamos hipotecarios han aumentado aceleradamente y aun siguen en creciendo, sin embargo no deja de ser menos cierto que tras vestidores hay cierto “puntos” que aclarar y que ningún asesor bancario en su sano juicio mencionará alegremente.

1.- No es obligatorio contratar un seguro con la hipoteca. En realidad es más una “buena opción” que una obligación. Su función es correr con cualquier riesgo que pueda perjudicar la propiedad, sin embargo, no es imperativo. Solo es obligatorio que la vivienda (no la hipoteca) cuente con un seguro contra daños en caso que se titularice la hipoteca.

2.- Los intereses de demora tienen un límite. Los intereses moratorios son penalizaciones ante el retraso del pago. Sin embargo, estos no pueden superar por tres veces el interés legal del dinero. Aunque lo ideal es no caer en estas penalizaciones, porque literalmente puede salir mal librado, debe saber que no puede aumentar más de tres veces el límite del interés legal.

3.- Cuidado con las cláusulas camufladas. Las cláusulas suelos establecen un mínimo a pagar en las cuotas de las hipotecas, pese a que los intereses ordinarios que se hayan acordado con la entidad financiera estén por debajo o baje. Es decir, puede hacerle pagar más de lo establecido si este monto mínimo está por encima del mínimo que establece el banco. Es por ello que se le consideran “Cláusulas abusivas”, por tanto deberá leer cuidadosamente los acuerdos hipotecarios antes de firmar.

4.- Las hipotecas pueden ser negociables. Las hipotecas no son productos cerrados ni inamovibles, pueden ser negociables y además es lo más recomendado. Los interesados pueden negociar con el banco para obtener mayores ventajas en cuanto al nivel de vinculación, comisiones, tipos de intereses y demás. Recuerde, nunca firme algo de lo que no esté completamente seguro ni haya analizado completamente hasta comprender sus dimensiones.

5.- Qué puedes negociar en una hipoteca. Los acuerdos con el agente pueden establecer acuerdo con respecto al monto de financiación, el monto a pagar de los intereses, las comisiones, vinculaciones obligatorias, y los tipos de hipotecas (a plazo fijo o variables).

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + uno =